Confesión: Soy terapeuta y me abandoné

Confesión: Soy terapeuta y me abandoné

Este post que comparto contigo en el blog no solo es una confesión desde el corazón sino también una forma de enseñarte que nadie es perfecto; tampoco un terapeuta.