Polos de melón, pepino y limaLlevo una semana con mucho calor. ¿Tú también? En casa hace cada día más calor, me acerco a algunas paredes y siento como si hubiese un horno encendido. Pero sales a la calle y es como meterte en una sauna. Al menos en Madrid. Así que es normal que hoy te traiga esta receta de polos.

De hecho, lo admito, este año estoy llevando peor el calor del verano. No sé si será porque todavía no he podido hacer ninguna escapadita, ni siquiera al embalse de la Sierra al que me gusta ir. Y estar lejos del asfalto de Madrid, de las casas, los coches, y la gente en general. No sé si es por eso. Pero tengo mucho calor. Tanto que soy bastante monotemática con esto de hacer recetas de helados y polos. (Hasta el punto de que me apetece hacerlos para comérmelos y echármelos por todas partes).
Polos de melón, pepino y lima

Los polos: un básico del verano

Pero a ti no te importa que te ponga otra receta de polos, ¿verdad? Al fin y al cabo, en días así lo mejor que puedes comer es algo sacado directamente del congelador, helado y delicioso. Un poco de fruta, verduras refrescantes, y cuanto más frías más apetecen.

Y lo que también toca en verano son cosas que podemos preparar en un momento, sin tener que acercarnos a los fuegos o al horno. Así que en esta receta de polos he combinado el dulzor del melón con la hidratación del pepino. Y con el toque ácido que se lo da la lima. Además, su preparación es poco más que triturar, congelar y disfrutar.

Por último, puedes hacer la receta tal y como está. O utilizar un poco más de melón o un poco más de pepino. E incluso cambiar la lima por limón si lo prefieres. Y si quieres añadir algo más de dulce (no debería ser necesario si el melón está en su punto), el sirope de arce le va que ni pintado.

Receta: Polos de melón, pepino y lima

5.0 from 2 reviews
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Para: 10 polos
Ingredientes
  • 1 melón pequeño, aproximadamente 450 gr después de pelar y sacar las semillas
  • 1 pepino
  • El zumo de 2 limas
  • Una pizca de sal
  • Opcional: 1 cucharada de sirope de arce (o al gusto)
Instrucciones
  1. Pela el melón y el pepino y retírales las semillas.
  2. Tritura todos los ingredientes en una batidora, vierte la mezcla en el molde (este es el que uso yo) y mételo en el congelador durante más o menos una hora. Pasado este tiempo, coloca los palitos y congela, unas 4-5 horas.
  3. Para retirar los polos del molde, ponlo debajo del grifo (¡abierto!) unos 15 segundos y tira del palito.
  4. ¡Disfrútalos y refréscate!

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

Pssst…
¿Quieres inspiración para tus menús diarios? Echa un vistazo a mi nuevo eBook Paleo Sin Excusas. Encontrarás más de 60 recetas sabrosas y muy fáciles de elaborar, consejos de preparación y toda la información que necesitas para poner en práctica este estilo de vida.
¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.