Mini Receta: Porridge de Teff con Plátano, sin gluten y sin lactosaAyer han empezado a bajar las temperaturas y este cambio nos recuerda que se acerca el otoño. Y con el otoño van apeteciendo otro tipo de desayunos, más calentitos y reconfortantes. Como el porridge.

Por eso hoy te presento estas gachas hechas con teff, un cereal sin gluten procedente de Etiopía y Eritrea. Además, tiene un sabor suave como a nuez, y unas propiedades nutricionales muy interesantes. De hecho, su equilibrio de aminoácidos es excelente. Y es alto en proteína, calcio y hierro.

El teff: un pseudocereal perfecto para tus recetas

Si nunca has oído hablar del teff, te gustará saber un poco más al respecto. Por ejemplo, una de las especialidades etíopes que se realizan con este pseudocereal es el injera. Se trata de un pan plano, como una torta, y fermentado, que es el complemento ideal para las especias exóticas de sus platos regionales.

Por otro lado, el teff molido también se puede usar para hacer masas para tartas y quiches, galletas, panes y otras masas. Y cuando se cocina con agua o caldo, se asemeja a la polenta de maíz. Y se puede servir de la misma manera que esta.

En cuanto a este porridge, es delicioso y te animo a que lo pruebes. Porque estoy convencida de que te va a encantar y no vas a echar de menos el típico porridge de avena. Además, si te sobra algo de porridge, se te solidificará en la nevera (igual que la polenta). Así que a la mañana siguiente solo tendrás que añadir un poco más de leche de coco o almendra y recalentar.

¡Y ya volverás a tener un porridge de teff delicioso para desayunar!

Mini Receta: Porridge de Teff con Plátano, sin gluten y sin lactosa

5.0 from 1 reviews
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Para: 3-4
Ingredientes
Instrucciones
  1. Remoja el teff en agua durante la noche.
  2. Por la mañana, cuélalo usando un colador de malla muy fina, o a través de una tela de quesero. Échalo a una cazuela, junto con el agua, la leche, el aceite de coco, la canela y la sal.
  3. Calienta a fuego alto hasta que rompa a hervir. Y luego baja a fuego medio, tapa la cazuela y cocina durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue al fondo.
  4. Cuando falten unos 5 minutos añade el plátano. El teff tendría que estar blando y cremoso. Es posible que necesites añadir un poco más de líquido (leche o agua) para que no espese demasiado.
  5. Cuando esté hecho, retira del fuego y deja que repose 5 minutos antes de servir. Sirve en boles, esparce los frutos secos por encima, un poquito de miel o sirope de de arce. Y, si quieres, decora con unas rodajas de plátano.

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

Pssst…
¿Quieres inspiración para tus menús diarios? Echa un vistazo a mi nuevo eBook Paleo Sin Excusas. Encontrarás más de 60 recetas sabrosas y muy fáciles de elaborar, consejos de preparación y toda la información que necesitas para poner en práctica este estilo de vida.
¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.