Mi vídeo Lady In Red, versión femenina de Dexter

Por cierto, ¡GANÉ EL CONCURSO!

Me encantaría que te leyeras todo el post para que te pueda explicar gran parte del proceso de este proyecto tan especial. Pero si no tienes tiempo, o eres muy impaciente y quieres ver el vídeo ya mismo, desplázate hasta el final de este post. Así podrás ver ya el vídeo de Lady in Red.

Además, no te olvides de VOTARME. Para ello, haz click en el enlace y dale a “Votar” en mi página de participación. Tan solo necesitas tener una cuenta en Facebook. También puedes compartir este post en redes sociales. O bien darle al botón de compartir que está situado debajo del de votar en la página de participación.

¡Si estoy entre los 10 más votados, podré optar a conseguir uno de los premios! Las votaciones están abiertas hasta el día 25 de enero.

La historia de Lady in Red

Por fin se desvela el misterio. Al menos para todos aquellos que me seguís en Facebook y Twitter. Y que os habéis preguntado a qué venía tanto rojo en las fotos que he ido colgando a lo largo de parte del mes de diciembre.

Todo comenzó allá por principios de ese mes, cuando vi el anuncio del concurso Un Top Chef de Cine, que consistía en rodar un vídeo. Y aunque todos sabéis que últimamente me falta tiempo para casi todo, también es cierto que ante la oportunidad de llevar a cabo algo artístico y creativo, me apunto a un bombardeo. Sobre todo si ello implica un reto.

Y vaya que si lo ha sido. Entre otros motivos porque el vídeo es un medio que no controlo. Y jamás lo he utilizado, salvo un pequeño y relativamente sencillo montaje que hice hace unos años para un espectáculo de danza. Por si no fuera suficiente, el programa de post-producción (Premiere Pro) no lo conocía hasta comenzar este proyecto.

¿Por qué he elegido este tema?

Pero el vídeo no ha sido el único reto al que me he enfrentado. De hecho, el primero fue el más importante: decidir el tema. Además, los únicos requisitos del vídeo eran que no fuera superior a dos minutos. Y que el escenario fuera una cocina. Así que lo que tenía claro desde el principio es que no iba a ser un vídeo de una receta o similar. Y ahí se abría todo un abanico de posibilidades.

¿Me inventaría una historia? ¿Sería buena idea disfrazarme de cavewoman? ¿Qué tal la de Hannibal? Había muchas opciones. Pero al cabo de unos días se me ocurrió una idea (y no sé por qué no caí antes). Es más, se instaló en mi cabeza como la única y definitiva posibilidad: hacer una recreación de los títulos de la serie Dexter.

Es mi serie preferida. E indiscutiblemente la mejor serie de todos los tiempos. Y siempre me ha fascinado esa rutina mañanera de Dexter al principio de cada episodio. De hecho, rara era la vez que al verla no hacía un comentario al respecto.
Capturas de Lady in Red

La banda sonora para Lady In Red

Aunque la idea me encantó, de buenas a primeras había un problema: el uso de la música. Y es que no podía utilizar la música de la serie sin más, por el tema de royalties. Y con otra banda sonora no iba a ser lo mismo.

Así que me puse a buscar e hice un gran descubrimiento: Adam Ben Ezra, un músico polifacético que había hecho una versión de este tema. Y, a mi parecer, incluso superaba a la original. Por tanto, le escribí un email pidiéndole permiso para utilizar su versión en mi vídeo de Lady in Red. Pero pasaron los días sin obtener respuesta. Y comencé a darle vueltas a otra idea para poder comenzar con el proyecto cuanto antes.

¡Cuál fue mi ilusión y mi sorpresa cuando, al cabo de una semana, recibí una respuesta del manager de Ben, dándome permiso para utilizar su música! Así que, otra vez, cambio de planes, de ideas, de material que necesitaba… ¡y a rodar!

Así fue el rodaje de Lady in Red

Una vez hecho el guión, comencé las sesiones el domingo 14 de diciembre. A partir de entonces y hasta la madrugada del 11 de enero, he aprovechado los pocos momentos libres que me quedaban para grabar todas las tomas. Así como para seleccionarlas y editarlas.

Mientras tanto, seguía cumpliendo con mi empleo, atendiendo pedidos, consultas y reposición de inventario en mi tienda. E incluso intentaba mantener un poquito de espíritu navideño. Se dice pronto.

Pero a pesar del gran esfuerzo que ha supuesto, me lo he pasado en grande rodando Lady in Red. Y eligiendo el vestuario, practicando maquillajes y peinados… O agudizando el ingenio para conseguir resultados lo más cercanos posibles a mi idea con los medios rudimentarios de los que disponía.

Sí, también frustrándome porque todavía no es temporada de naranjas sanguinas. O porque a mi gata no le daba la gana de quedarse quieta en el plano que yo necesitaba…
Momentos durante el rodaje

Este ha sido el menú del vídeo

En cuanto a lo culinario, en el primer día de rodaje, el día de los huevos (literalmente), me tocó comer 5 huevos fritos (¡viva el colesterol!). Y el día de la carne cayeron 700 gramos de chuletón pasada la medianoche (y trabajando al día siguiente). También me comí una barqueta entera de fresones. Y el coulant de chocolate relleno de frambuesa…

Además, hubo que repetir la toma del coulant varias veces. Y que sepáis que en esta casa está prohibido desperdiciar comida 😆

Por lo demás, un vestido que no llegaba, zapatos prestados que me quedaban grandes, un rodaje en exteriores en el día más frío y ventoso de todo el mes… Y una pedazo de contractura en la espalda por las decenas de horas que he pasado al ordenador. No solo aprendiendo a manejar el programa de edición, también seleccionando material y editando hasta conseguir el resultado final.

Hablando de edición, el vídeo cuenta con 55 cortes sin contar los créditos del final ni el título. Este lo he hecho con 5 ficheros pintados a mano en Photoshop y transiciones de vídeo. En resumen, unos pocos más que el vídeo original de Dexter.
Capturas del vídeo Lady In Red

Gracias por hacer posible Lady in Red

No quiero cerrar este post sin los debidos agradecimientos.

En primer lugar a mi madre, por su apoyo incondicional a todas mis locuras. Y por comprarme las cosas que necesitaba y prestarme su cafetera. A Yago “El Buda” por ayudarme cuando me hacía falta una tercera mano y algo de cabeza. Sin ti no hubiese sido posible. A Keila por escucharme casi todos los días, por las risas, el interés y sobre todo por ese precioso Mini Cooper rojo. Y a Alejandra por los zapatos esos tan chulos que, aunque me venían grandes y me tuve que comprar otro par, la intención es lo que cuenta. Así que es como si hubiese usado los tuyos.

También a mis florecillas Lilian, Vane (y otra vez Keila) por estar ahí mañana, tarde y noche. Por darme ánimos y la lluvia de ideas para el título. Y en general gracias a todos aquellos que me habéis apoyado, prestado cuchillos (que luego tampoco han aparecido en el vídeo final), ofrecido coches, etc. A los que os habéis preguntado qué es lo que estaba haciendo cada vez que publicaba una foto misteriosa en Facebook y me habéis dicho cosas bonitas…

Todo ello me ha dado energía para llegar hasta el final de Lady in Red. Incluso en momentos en los que estaba tan cansada que tenía ganas de tirar la toalla (en más de una ocasión).

¡GRACIAS a todos! Y espero que lo disfrutéis.

Ayúdame con tu voto

Al principio del post ya te he comentado cómo puedes votar a Lady in Red. Pero si todavía no lo has hecho, te lo recuerdo. Simplemente tendrás que pinchar en ESTE ENLACE y hacer clic en “Votar”.

Recuerda que debes tener una cuenta en Facebook para votar. Y que también puedes compartir este post o darle al botón de compartir (debajo del de votar en la página de participación). ¡Para conseguir uno de los premios tengo que estar entre los 10 más votados! ¡MUCHAS GRACIAS! Las votaciones están abiertas hasta el día 25 de enero.


PD. La gran sorpresa de hoy ha sido el vídeo. Pero también estreno canal de YouTube: ComidaRealTV. Me encantaría que os suscribáis, ya que voy a tener bastante movimiento por ahí.
PD2. Adam Ben Ezra, el músico que me ha permitido usar su versión del tema de Dexter, va a grabar su primer álbum. Y para ello tiene en marcha esta campaña de crowdfunding. Si os llama la atención lo que hace, no dejéis de pasaros por ahí. Y de aportar vuestro granito de arena.

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.