Receta de Solomillo de Cerdo Ibérico con Café y Salsa de Arándanos y Bacon¿Solomillo de cerdo con más cerdo? Yo sin duda me apunto. Y es que somos pocos los que nos podemos resistir a una receta que añade bacon a una carne de primera como es el solomillo de cerdo ibérico de bellota.

Además, la receta de hoy es tan suculenta y atractiva como sencilla de preparar. Y te hará quedar bien, tanto si la vas a servir en una comida informal de fin de semana como en una cena de compromiso.

La salsa: la magia de esta receta de solomillo

Por otro lado, el café y el pimentón del adobo le aportan al solomillo de cerdo una costra con un toque ahumado que nos trae el recuerdo de las barbacoas veraniegas. Mientras que el sellado en la sartén nos ayudará a mantener el solomillo jugoso en su interior.

Por último, lo que termina de elevar este delicioso plato a otra dimensión es, sin duda alguna, la salsa de arándanos y bacon. Una salsa dulce, salada, agria, ahumada, espesa y con un contrapunto crujiente. Aunque la verdad es que los dos elementos de la receta forman un conjunto perfecto. Pero una vez hayas probado esta salsa, estoy segura de que querrás añadírsela a todo. Y no solo al solomillo.

Mini Receta: Solomillo de Cerdo Ibérico de Bellota con Adobo de Café y Salsa de Arándanos con Bacon

5.0 from 2 reviews
Mini Receta: Solomillo de Cerdo Ibérico de Bellota con Adobo de Café y Salsa de Arándanos con Bacon
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Uso tazas y cucharas medidoras porque me parece una forma muy cómoda de cocinar. Puedes encontrarlas aquí. De forma aproximada, un cup equivaldría a una taza con un volumen de unos 240 ml. Un Tbsp sería una cucharada sopera y un tsp una cuchara de postre.
Para: 4 personas
Ingredientes
Salsa de arándanos con bacon
  • 75 gr bacon cortado en lardones
  • 2 chalotas pequeñas, picadas
  • 60 ml Pedro Ximénez
  • 200 gr arándanos, frescos o congelados
  • El zumo y la ralladura de una mandarina, o de media naranja
  • 2 cucharadas soperas de vinagre balsámico
  • ¼ de cucharadita de chile chipotle en polvo (opcional)
Solomillo de cerdo ibérico con adobo seco de café
  • 2 solomillos de cerdo ibérico
  • 1 cucharada de café, molido
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de cayena en polvo
  • 2 cucharaditas de sal
Instrucciones
Salsa de arándanos con bacon
  1. Fríe el bacon en una cazuela a fuego medio-bajo hasta que esté crujiente. Retíralo a un papel de cocina, dejando la grasa en la cazuela.
  2. Saltea las chalotas a fuego medio, hasta que estén doradas, unos 5 minutos. Añade el Pedro Ximénez y cuando haya evaporado ligeramente, mezcla el resto de ingredientes, excepto el bacon. Cocina a fuego medio hasta que los arándanos se hayan reventado y la salsa haya espesado, unos 20 - 25 minutos.
  3. Si lo deseas, puedes triturar la salsa o dejarla tal cual. Manténla caliente hasta la hora de servir, y añade el bacon reservado en el último momento, para que su textura permanezca crujiente. Ajusta el punto de sal, teniendo en cuenta que el bacon es salado.
Solomillo de cerdo ibérico con adobo seco de café
  1. Precalienta el horno a 200 ºC.
  2. Mezcla el café, pimentón, cayena y sal en un bol y masajea los solomillos con este adobo.
  3. Calienta una sartén-parrilla de hierro fundido (yo uso una así) a fuego alto durante 5 a 10 minutos. Si no tienes, también puedes usar una parrilla o sartén normal.
  4. Cocina los solomillos hasta que estén sellados por cada lado antes de darles la vuelta, unos 2 minutos.
  5. Transfiérelos al horno para que se terminen de cocinar. El tiempo dependerá del grosor del solomillo, pero no suele tardar más de 10 minutos. La mejor forma de saber el punto óptimo es utilizando un termómetro con sonda (lo venden en Ikea por menos de 10€). Para ello, se introduce la sonda en la parte más gruesa y se saca cuando ésta llegue a 64 ºC
  6. Retira los solomillos del horno, tápalos y deja que reposen durante 5 - 10 minutos antes de cortarlos en diagonal y servirlos con la salsa.
Notas
Puedes preparar la salsa con antelación, siempre y cuando mezcles el bacon crujiente en el último momento antes de servir.
Pssst…
¿Quieres inspiración para tus menús diarios? Echa un vistazo a mi nuevo eBook Paleo Sin Excusas. Encontrarás más de 60 recetas sabrosas y muy fáciles de elaborar, consejos de preparación y toda la información que necesitas para poner en práctica este estilo de vida.
¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.