Nota: este post fue publicado en agosto de 2013. Desde entonces, las condiciones de venta de la carne de pasto de Vacanegra han cambiado. Tanto en el pedido mínimo (50 €) como en los packs especiales de Eva Muerde la Manzana. Tienes más información aquí.

Importante: La venta de esta tercera vaca está abierta desde este momento y hasta el viernes 30 de agosto. O hasta que se agoten todos los lotes. Los envíos se realizarán el martes 3 de septiembre.

De nuevo volvemos a tener la oportunidad de disfrutar de una carne muy difícil de conseguir en España. Y muy esperada por muchísimos de los lectores del blog. Estamos hablando, como no, de carne de vacas alimentadas con pasto y nada de piensos. En este caso se trata de la carne de dos vacas ecológicas, unos animales felices, criados al aire libre. Y que han recibido una alimentación 100% a base de pasto, bellotas y ramón hasta el último día de su vida.

En esta ocasión, Vacanegra nos ofrece dos lotes distintos que hemos diseñado conjuntamente, en exclusiva para los lectores de Eva Muerde La Manzana. Si vives en Madrid, los portes hasta tu casa son gratuitos. Y para los pedidos desde otras partes de España, los gastos de envío por mensajería en SEUR Frío 13:30 serán de €15 para un lote de hasta 10 kg.

Nota: Válido para pedidos dentro de la península. Para otras partes de España, por favor consultar con Vacanegra.

Lotes de carne de vacas de pasto

Igual que la última vez, y por si no os convence ninguno de los dos lotes que han preparado para vosotros, también nos ofrecen la posibilidad de configurar nuestro propio lote a medida. De esta manera,  podrás elegir los cortes de carne que más te gusten.

Para ello, lo único que tendrás que hacer es contactar con ellos. Y decirles que quieres carne de vacas alimentadas con pasto, de Eva Muerde La Manzana, y ellos te ayudarán a crear tu lote personalizado. Recuerda que el pedido mínimo es de 120€. Y el ganadero me ha pedido que intentéis compensar cortes de carne. Ya que en el caso de que, por ejemplo, sólo se pidiera carne picada, tendrían prioridad los lotes.

Además, los pedidos se recibirán por orden estricto de llegada hasta el viernes 30 de agosto. Y se enviarán el siguiente martes, día 3 de septiembre. Si tienes pensado hacer un pedido, no tardes mucho. Porque los lotes suelen volar en las primeras 24 horas.

Para hacer el pedido, dirígete a su página web y selecciona el lote de Eva Muerde La Manzana que más te guste. O envíales un email para configurar tu propio lote.

Vaca bociblanca alimentada con pasto 100%

“La Saltarina”, la vaca en cuestión. Me cuentan los ganaderos que no había valla que se le resistiera. Abría portillos en los sitios más inesperados, y una vez pasaba ella, todas las demás detrás. ¡Vamos, un elemento de mucho cuidado!

Más información sobre la carne de vacas de pasto

En este artículo comparto consejos para cocinar la carne de pasto (en concreto, cómo realizar el oreo o maduración del lomo en casa). Importante: Vacanegra ha ofrecido la posibilidad de pedir el lomo del Lote Premium en una pieza entera de 2 kg para que tengáis la posibilidad de madurarla en vuestras neveras durante 2 semanas o más. (El tiempo sugerido en mi entrada anterior sería para una pieza más fina). Y, posteriormente cortarla a vuestro gusto.

Si no se especifica en el momento de la compra, los entrecots irán cortados en filetes (2 unidades = 500 gr aprox.).
También se pueden pedir los filetes de ambos lotes en dos calibres: finos o más gruesos.

Composición de los lotes

LOTE ECONÓMICO (120€)

  • 4 kg de carne picada
  • 2 kg de filetes de primera (procedentes de las partes más tiernas: cadera, babilla o tapilla)
  • 4 kg de ragout (carne de aguja cortada en trozos para guisar)

LOTE PREMIUM (150€)

  • 2 kg de carne picada
  • 4 kg de filetes de primera (procedentes de las partes más tiernas: cadera, babilla o tapilla)
  • 2 kg de ragout (carne de aguja cortada en trozos para guisar)
  • 2 kg de lomo alto (entrecot)

Cuando hagas el pedido, deberás especificar cómo quieres el corte en cuanto a grosor. O si quieres hacer cualquier modificación del tipo de pieza (por ejemplo, cambiar el ragout por morcillo sin cortar).

Eres lo que comes

Esto significa que lo que le metes al cuerpo se convierte en material de construcción para nuevas células y el combustible para este proceso. Cuando nos alimentamos con comida que tiene sentido para nuestros cuerpos, todo va sobre ruedas. Por ello, buscar alimentos tradicionales y prepararlos de forma tradicional es una buena manera de empezar.

  • Los alimentos tradicionales han nutrido al cuerpo humano durante generaciones, mucho antes de la llegada de las comidas procesadas.
  • Las enfermedades modernas son exactamente eso: un producto de nuestro tiempo.
  • Los aditivos, conservantes, saborizantes, colorantes y demás artimañas van sumando daños en nuestros cuerpos.
  • Muchas enfermedades actuales degenerativas, autoinmunes y trastornos de aprendizaje se pueden relacionar con la comida que ingerimos.

El ganado también es lo que come. Y si el ganado consume una dieta inadecuada, se enferma. Si estás dispuesto a comprar carne de un animal que ha sido alimentado con maíz tratado con productos químicos porque piensas que es igual que la carne del ganado criado al aire libre y alimentado con pastos, piénsatelo dos veces. Estos dos productos son radicalmente opuestos. Después de comer carne de un animal que se ha alimentado a base de pasto, notarás, literalmente, la diferencia en tu propio cuerpo.

Uno de los beneficios más notables de la carne de pasto es su perfil de ácidos grasos omega-3 a omega-6

A pesar de que la mayoría hemos escuchado que el pescado azul es una fuente extraordinaria de ácidos grasos omega-3, pocas personas saben que, cuando se cría de forma natural, al aire libre y con una alimentación a base de pasto, la vaca puede presumir de sus propias grasas saludables. Estas son:

  • Una proporción saludable de ácidos grasos omega-3 a omega-6.
  • CLA, o ácido linoleico conjugado, un tipo de grasa especial.

Dependiendo de la raza de la vaca, cuando es alimentada exclusivamente con pasto, esta presenta entre 2 y 5 veces más omega-3 que la carne convencional. Y la proporción media de n-6:n-3 en la carne alimentada a base de pastos es de 1.53:1.

Sin embargo, en la carne convencional esta proporción puede llegar a 8:1. Además, hoy en día se consumen demasiados ácidos grasos omega-6, los cuales, en exceso, son pro-inflamatorios. Ya que la inflamación juega un papel importante en tantas enfermedades degenerativas, está claro que esto es algo que queremos evitar.

De hecho, se ha demostrado que un exceso de omega-6:

  • Contribuye a la inflamación y a la diabetes tipo 2.
  • Conduce a la resistencia a la insulina.
  • Interfiere con la función tiroidea.

El CLA, una ventaja añadida en la carne de pasto

Además, la carne y leche procedente de rumiantes alimentados con pasto es una de las mejores fuentes alimentarias de CLA. Cuando estos animales se crían únicamente con pasto, su leche y carne llegan a contener hasta 5 veces más CLA que productos de animales alimentados de forma convencional. Esto es porque la alimentación a base de piensos de cereales reducen el pH del sistema digestivo en rumiantes. Y esto inhibe el crecimiento de la bacteria que lo produce.

Finalmente, el CLA presenta una potente actividad antioxidante y ayuda a reducir la grasa corporal. Además, los estudios indican que puede ser protector frente a cardiopatías, diabetes y cáncer.

Más ventajas: antioxidantes, vitaminas y minerales

Por otro lado, la carne alimentada exclusivamente con pastos también tiene un contenido considerablemente más alto en antioxidantes, vitaminas y minerales.

Además, los carotenoides, como el betacaroteno, son precursores de la vitamina A y se encuentran en forma de pigmentos en las plantas. Por tanto, los animales cuya alimentación ha sido a base de pienso tienen una carne con muy bajos niveles de carotenoides. Porque los cereales no los contienen. Sin embargo, las vacas que se alimentan de pasto y forraje incorporan grandes cantidades de estos compuestos en sus tejidos. La grasa de estos animales es más amarilla que la de otros. Por lo tanto, el color de la grasa puede ser un buen indicador de la densidad nutricional de tu carne.

Por si no fuera suficiente, la carne alimentada con pasto también tiene un contenido en antioxidantes (vitamina E, glutatión, enzima SOD – superóxido dismutasa – y catalasa) significativamente mayor que la carne alimentada con pienso. Los antioxidantes son importantes porque protegen a nuestras células de la oxidación. En especial a las delicadas grasas omega-3 y omega-6 en las membranas celulares.

Asimismo, la carne alimentada con pasto tiene niveles más altos de otros nutrientes importantes. Por ejemplo, zinc, hierro, potasio, sodio y fósforo. Así que se puede decir con toda seguridad que al comprar carne alimentada exclusivamente con pasto, por su densidad nutricional, le sacas mayor provecho a tu dinero en todos los frentes. A saber: proporción de n-3:n-6, CLA, antioxidantes, vitaminas y minerales.

A tener en cuenta

  • Es común encontrar carne de animales que se han alimentado con pastos. Pero se han terminado con pienso en los últimos 30 – 90 días de su vida.
  • Los últimos 30 días de vida del animal son los más importantes a la hora de determinar el valor nutricional de su carne.
  • El sello de “ecológico” no implica que el animal se haya alimentado exclusivamente con pasto.
  • Cuando quieras comprar carne alimentada con pasto 100%, pregunta siempre si al animal no se le ha alimentado también con pienso en la última etapa de su vida.

Gavisa, ganadería ecológica (pincha a la derecha para leer más)

Vacanegra es una empresa familiar que nace en los años 80 con 17 animales de la raza Avileña Negra Ibérica, en la finca “El Juncal”, situada en Cenicientos, Madrid. Al final de la década de los 90 se embarcan en la transformación de la ganadería de sistema convencional al ecológico. Y, a su vez, comienzan a comercializar directamente la carne y así llegar al consumidor final, con la seguridad de ofrecer un producto de máxima calidad, directo desde el  productor.

De esta manera, VACANEGRA se convierte en la primera ganadería de Madrid en producir, elaborar y comercializar carne ecologica. Cuentan con una base territorial de aproximadamente 500 hectáreas de dehesa, praderas y pastos. Y han optimizado la obtención de recursos naturales, equilibrándolos con las necesidades de su vacada de 250 madres. Así han obtenido un sistema en equilibrio que nace heredando los usos tradicionales del territorio y la adaptación a la tecnología más actual.

En la ganadería cuentan con dos razas, la Avileña Negra Ibérica y la Bociblanca, una variedad de la Avileña que está en peligro de extinción. (Actualmente no quedan más de unos 500 ejemplares en la península). Esta variedad es un poco más pequeña. Y al tener menor aptitud cárnica, los criaderos de animales las desechan, fomentando el cruce de grandes animales para que rindan más en kilos de carne final.

Vacanegra ha decidido apostar por ellas porque desde el principio han creído firmemente en la cría extensiva de ganado autóctono, por distintas razones. Entre ellas, sus cualidades maternales, infinitamente mejores que las de otros animales. En ese sentido, no necesitan asistencia en partos. Y, estando sanas en el campo, tienen terneros durante toda su vida.

En ese sentido, me comenta Marina Redondo, una de las ganaderas de la empresa, que tienen animales de ¡más de 20 años!

“Son muy longevos y duros y se adaptan al terreno mejor que ningún otro animal. De hecho, hace tiempo probamos a cruzar las Avileñas con otras razas más grandes. Y perdimos estas cualidades de longevidad, salud y maternales. Por lo que decidimos criar ganado autóctono y puro”.

Ambas razas proceden del Bos Taurus Ibericus, que es el antecesor de las vacas del centro peninsular. Son animales recios pero generalmente tranquilos. Y rigen sus manadas por jerarquías claras, siguen a un líder y se mueven en bloque. A unas horas van a comer, a otras rumian tranquilamente. Por la noche se resguardan entre la maleza del monte. Y por el día bajan a los pastos a comer.

“Ellas mismas hacen sus sendas y sus rutas. Ya puedes ponerles una portaleda para el frío, que si no les gusta, llueve o nieve, no se meten dentro!”

Además, aprovechan al máximo el entorno y son extremadamente listas: no suelen comer ninguna planta que sepan que les siente mal. Y reconocen perfectamente las situaciones, por ejemplo, cuando las vas a mover de parcela.

.

Referencias

González-Périz A, et al. Resolution of adipose tissue inflammation. ScientificWorldJournal. 2010 May 4;10:832-56.
Daley, Abbott, Larson. A review of fatty acid profiles and antioxidant content in grass-fed and grain-fed beef. Nutrition Journal 2010; 9: 10
Phillips, CM. Leptin receptor polymorphisms interact with polyunsaturated fatty acids to augment risk of insulin resistance and metabolic syndrome in adults. J Nutr. 2010 Feb;140(2):238-44. Epub 2009 Dec 23.
LH Storlien, et al. Fish oil prevents insulin resistance induced by high-fat feeding in rats. Science. 1987 Aug 21;237(4817):885-8.
WM Wiersinga. Inhibition of nuclear T3 binding by fatty acids. Metabolism. 1988 Oct;37(10):996-1002.
Florence Massiera, et al. A Western-like fat diet is sufficient to induce a gradual enhancement in fat mass over generations. J. Lipid Res. 2010 jlr.M006866. April 20, 2010.
Amaru Danielle and Field, Catherine. Conjugated Linoleic Acid Decreases MCF-7 Human Breast Cancer Cell Growth and Insulin-Like Growth Factor-1 Receptor Levels. Lipids. 2009 May 01. 44 (5) 449 – 458.
J.M Leheska, et al. Effects of conventional and grass-feeding systems on the nutrient composition of beef. Journal of Animal Science 2007-0565

¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.