Pollo Frito al Kefir con Acelgas Rojas a la CremaAl final de una larga jornada, lo que queremos es cenar algo reconfortante. Algo sencillo, casero y acogedor; una cena que reúna a toda la familia. Y que nos haga sonreír, de dentro afuera. Por eso, este plato rápido, fácil y nutritivo de pollo frito nos ofrece todo eso y más.

Un pollo frito al estilo sureño

De hecho, es una versión de la receta sureña Buttermilk Fried Chicken, que sustituye el buttermilk por kéfir (porque es lo que habitualmente tenemos a mano en casa). Y que en lugar de freír el pollo en freidora, se fríe en sartén y se termina con unos minutos de horno. Así obtenemos un pollo frito crujiente por fuera y muy jugoso por dentro.

Además, otra diferencia con las versiones tradicionales de pollo frito es que no se marina durante horas en la leche fermentada. Por el contrario, se prepara en el momento. Pero si tienes tiempo, te animo a experimentar marinando el pollo en kéfir (o yogur o buttermilk) durante toda la noche.

Finalmente, el acompañamiento de este pollo frito también es una versión de una receta típica de la cocina sureña americana: Creamed Collard Greens. O en otras palabras: acelgas a la crema. En esta ocasión he usado acelga roja. Pero puedes hacerla con acelga verde, hojas de berza o incluso espinacas. Ya me contarás qué verdura has usado en los comentarios.

Mini Receta: Pollo Frito al Kefir con Acelgas Rojas a la Crema

5.0 from 3 reviews
Mini Receta: Pollo Frito al Kefir con Acelgas Rojas a la Crema
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Uso tazas y cucharas medidoras porque me parece una forma muy cómoda de cocinar. Puedes encontrarlas aquí. De forma aproximada, un cup equivaldría a una taza con un volumen de unos 240 ml. Un Tbsp sería una cucharada sopera y un tsp una cuchara de postre.
Para: 2 personas
Ingredientes
Acelgas Rojas a la Crema
  • Medio manojo de hojas de acelga roja, sin penca
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • ½ cebolla, picada
  • 1 diente de ajo, prensado
  • 375 ml leche de coco (o nata)
  • ½ cucharadita de sal
  • 120 ml caldo de pollo
Pollo Frito al Kefir
Instrucciones
Acelgas Rojas a la Crema
  1. Pon a hervir una cazuela de agua con una pizca de sal.
  2. Por otro lado, lava las hojas de acelga y ponlas una encima de otra sobre una tabla de cortar. Enróllalas a lo largo para formar un cigarro y corta en sentido transversal para conseguir tiras finas.
  3. Después, pon las tiras de acelga en el agua hirviendo y blanquea durante 2 minutos. Échalas a un colador y reserva.
  4. Funde la mantequilla en una cazuela a fuego medio. Pon la cebolla y cocina hasta que se vuelva transparente, unos 3 minutos. Añade el ajo y cocina hasta que desprenda su aroma, aproximadamente 1 minuto.
  5. A continuación, incorpora 250 ml de leche de coco. Reduce la temperatura y cocina a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que la leche de coco haya reducido y espesado, unos 10 minutos. Añade la sal.
  6. Pon las acelgas en la salsa. Y usando una batidora de mano, pica las hojas hasta que estén en trozos pequeños. (También puedes pasarlo a un procesador de alimentos, triturar y volver a meter la mezcla en la cazuela).
  7. Cocina a fuego medio-bajo durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Añade el caldo de pollo y los 125 ml restantes de leche de coco. Remueve para mezclarlo. Y cocina a fuego medio durante 10-15 minutos, hasta que se haya vuelto a espesar.
Pollo Frito al Kefir
  1. Precalienta el horno a 200 ºC.
  2. Salpimenta ambos lados del pollo con ½ cucharadita de sal y una pizca de pimienta negra.
  3. Bate el kéfir y el huevo en un plato hondo. Por otro lado, combina la harina de yuca con la cayena, ½ cucharadita de sal y una pizca de pimienta negra en un plato.
  4. Calienta el aceite en una sartén que puedas llevar al horno (me gustan las de hierro fundido de Le Creuset y las de De Buyer). Si no tienes, podrás poner el pollo en una fuente para el horno en el paso 6.
  5. Pasa el pollo por la mezcla de kéfir y luego reboza en la harina condimentada.
  6. Ahora pon las pechugas con cuidado en el aceite caliente y cocina 2 minutos en cada lado. Y lleva la sartén al horno (o traslada las pechugas a una fuente para el horno). Finalmente, ásalas hasta que se hayan cocinado pero sigan estando jugosas, entre 6 y 8 minutos, dependiendo del grosor del pollo.
Pssst…
¿Quieres inspiración para tus menús diarios? Echa un vistazo a mi nuevo eBook Paleo Sin Excusas. Encontrarás más de 60 recetas sabrosas y muy fáciles de elaborar, consejos de preparación y toda la información que necesitas para poner en práctica este estilo de vida.
¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.