En algún momento has comprado chocolate. Aunque quizá llamarlo así es ser demasiado optimistas. Porque no, no era «chocolate del bueno». Por el contrario, era alguna pasta azucarada con una mínima cantidad de cacao. Pero seguro que estabas estresada, cansada y dispuesta a esconderlo debajo del manojo de espinacas para no comerlo. Es más, el antojo era tal que incluso estabas dispuesta a atropellar a una ancianita para conseguirlo.

Bienvenida al club. Sé lo que significa tener un antojo de chocolate y no encontrar ninguna opción saludable a nuestra disposición.

Una receta de chocolate «mágica»

Así que cuando recibí un correo comentándome este caso y pidiendo una alternativa saludable, no dudé en grabar este vídeo. ¿Tienes SPM? ¿Sientes frustración? ¿Ira? ¿Todos a la vez? No pasa nada, en la receta de hoy he añadido un ingrediente que te ayudará a aliviar esas emociones tan feas. Y que al mismo tiempo hará que mejore la función de tu hígado para que tu cuerpo funcione correctamente. Suena bien, ¿verdad?

chocolate

Un ingrediente que combina a la perfección con el chocolate y que nunca te habrías imaginado. De hecho, estoy segura de que te va a sorprender mucho cuando lo veas.

¿Quieres saber cuál es?

Entonces dale al play y disfruta del vídeo de esta semana. Ah, y no olvides suscribirte a mi canal de YouTube. De esta manera no te perderás ninguno de mis vídeos y recetas.

Mucho más que chocolate: la nueva newsletter

Y si cuando publico un post, lo recibes entero en tu buzón de correo, es hora de que te suscribas a mi newsletter. El motivo es simple: en unas semanas dejará de estar operativo el envío de las nuevas entradas a tu correo electrónico. Y comenzaremos a usar únicamente la newsletter.

Eso sí, no te olvides de añadir mi dirección de correo a la lista de direcciones seguras. Así evitarás que mis correos acaben en la carpeta de correo no deseado. Además, te aseguro que no te quieres perder contenido y vídeos como el del chocolate que comparto hoy contigo.

Y si tienes una cuenta de Gmail, arrastra uno de mis emails de la pestaña de Promociones a la pestaña Principal. Y luego haz click en “sí” cuando te pregunte si quieres hacer esto con todos mis mensajes.

Pero hasta entonces, olvídate del estrés. Y échate unos bailes conmigo mientras disfrutas de un buen chocolate.

¿Qué te ha parecido el vídeo? ¿Habías probado alguna vez una receta con chocolate así? Espero tus comentarios tanto en el canal de YouTube como en este post.

¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.