Curry en polvo casero

¿Sabes cuando abres un bote de especias y, oh sorpresa, no huele a nada? Significa que tus especias ya son viejas y han pasado a mejor vida. Para evitar eso, hoy te propongo una receta de curry en polvo casero que usarás en todos tus platos. ¡Te aseguro que no dará tiempo a que pierda su aroma y sabor!

El curry en polvo: un básico en mi cocina

Si llevas un tiempo siguiéndome, formas parte de la comunidad privada de Eva Muerde La Manzana, has visto alguno de mis Periscopes (¿alguien dijo mezcla de especias con sabor a Doritos?) o eres cliente de Comida Real, sabrás que me apasionan las especias. Las especias de calidad, no esos botecitos rancios que te venden en el supermercado.

Y sabrás que me encanta jugar con ellas para crear combinaciones exóticas, sabrosas y adictivas. Combinaciones que luego te servirán para divertirte en la cocina. O para reinventar platos y no aburrirte con los mismos sabores de siempre. Y una de las mezclas más versátiles tiene que ser el curry.

Unas cucharaditas de curry en polvo, un poco de leche de coco y de repente esas verduritas y esa pechuga de pollo se convierten en un manjar.

Y es muy sencillo de preparar. De hecho, la parte más complicada en eso de hacer tu propio curry en polvo casero es escarbar entre los botes de especias que tengas almacenados en alguna parte de tu cocina.

Pero una vez haya conseguido convencerte de las ganas que tienes de preparar esta receta (si pudiera enviarte el aroma a través de las ondas no necesitaría decir mucho más), harás de tripas corazón. Y apartarás el bote de sal del Himalaya, el té matcha, la harina de coco, los tomates secos y el bote de ghee. Entonces te darás cuenta de que hacer curry en polvo es tan fácil como mezclar, tostar y moler.

Mezcla de especias para curry en polvo

Tus mezclas caseras de especias

Algo que necesitarás para hacer tus mezclas de especias es un molinillo. Yo utilizo este molinillo de café y estoy encantada con él. Y por supuesto, las especias.

Procura buscarlas de la mejor calidad que puedas e intenta comprarlas en una tienda donde no almacenen mucho stock. Así te asegurarás de que estarán lo más frescas posible.

Aunque estoy convencida de que esta mezcla te va a encantar, el curry en polvo casero es tan individual como cada uno de nosotros. Y podemos cambiarlo según nuestros gustos, las estaciones o las especias que tengamos a mano. Por ejemplo, otros ingredientes que puedes añadir son canela de Ceylán en rama, chile o pimienta blanca en grano.

Otra cosa antes de dejarte con la receta de curry en polvo: el nivel de picante de esta versión es medio-suave. Así que ajusta la cantidad de cayena a tus preferencias. O elimínala del todo y sustitúyela por un poco de pimentón dulce para una versión muy suave. Recuerda que es tu curry en polvo así que tú eliges.

Receta: Curry en polvo casero

4.9 from 8 reviews
Curry en polvo casero
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Para: 1 tacita pequeña
Ingredientes
  • 3 cucharadas soperas de cilantro en grano
  • 2 cucharadas soperas de comino en grano (o 1,5 de comino en polvo)
  • 2 cucharadas soperas de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharada sopera de mostaza amarilla en grano
  • 1 cucharada sopera de pimienta negra en grano
  • 1 cucharada sopera de fenogreco (opcional, aporta dulzor)
  • 1 cucharada sopera de semillas de hinojo
  • 1 cucharada sopera de cardamomo en polvo
  • 1 cucharada sopera de clavo entero
  • 2 cucharaditas de jengibre molido
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de cayena molida
  • ½ cucharadita de nigella (opcional)
Instrucciones
  1. Calienta una sartén de hierro (mis recomendaciones son las De Buyer o Le Creuset) a fuego medio-bajo.
  2. Pon todos los ingredientes en un cuenco y échalos a la sartén caliente.
  3. Tuesta las especias hasta que desprendan su aroma, unos 3 - 5 minutos, moviendo de vez en cuando la sartén.
  4. Deja que se enfríen completamente en la sartén y luego muele la mezcla en el molinillo (tendrás que hacerlo en varias tandas).
  5. Guarda tu curry en polvo casero en un bote bien cerrado, en un lugar fresco y oscuro, durante 4 - 6 meses.

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

Pssst…
¿Quieres inspiración para tus menús diarios? Echa un vistazo a mi nuevo eBook Paleo Sin Excusas. Encontrarás más de 60 recetas sabrosas y muy fáciles de elaborar, consejos de preparación y toda la información que necesitas para poner en práctica este estilo de vida.
¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.