Kefir de aguaCuando las temperaturas suben tanto como lo están haciendo ahora, lo primero que se nos ocurre es beber tanta agua como sea posible. Pero nuestro cuerpo necesita otras cosas para mantenerse bien hidratado. Por eso en el post de hoy vamos a hablar del kéfir de agua, una bebida probiótica que hará mucho más que hidratarse.

Por supuesto que es importante beber agua. Pero especialmente si estamos al aire libre y sudando, necesitamos reponer minerales como el sodio, el potasio o el magnesio. De hecho, es posible beber demasiada agua y que esto produzca un desequilibrio en nuestros electrolitos.

De esta manera, optar por otras bebidas hará que nuestro organismo esté equilibrado. En concreto, gracias a la fermentación, las bebidas lactofermentadas contienen minerales, ácidos orgánicos y azúcares básicos. Elementos que te hidratarán de verdad. Además de contener bacterias beneficiosas que cuidarán de tu salud intestinal.

Hoy quiero darte a conocer el kéfir de agua de Prokey, que descubrí hace unas semanas. Para ello, he traído al blog a Albert Hurtado, su responsable técnico, para que nos cuente más al respecto. Te recomiendo que leas hasta el final. No solo porque queremos ofreceros un descuento en vuestras compras de kefir de agua. Además hemos organizado un sorteo de un pack de sus productos.

¿Qué es exactamente el kéfir de agua?

El kéfir de agua es una bebida fermentada, igual que lo son el vino o la cerveza. Pero a diferencia de estas otras dos bebidas, el contendido de alcohol del kéfir de agua es muy bajo. En general, es de un 2% máximo en el caso de los cultivos que mayor tendencia a producir alcohol tienen. Mientras que lo normal en el casero es que tenga entre 0,2 y 1%.

En cuanto al proceso de elaboración, es muy similar al del vino. Es decir, tenemos un líquido azucarado, el mosto, al que se le añade un cultivo microbiano, la levadura S.cerevisiae. Y esta consume el azúcar del mosto y lo convierte en alcohol y CO2.

Por su parte, el kéfir de agua se prepara disolviendo azúcar en agua. Posteriormente se le añade un cultivo microbiano, también llamado kéfir que consume los azúcares. Y que produce ácidos orgánicos, entre muchos otros compuestos. Además, aprovecha todos esos recursos energéticos que el azúcar le ofrece para crecer y colonizar el agua.

Mientras en el vino y la cerveza las levaduras caen al final de la fermentación y se separan de la bebida normalmente por decantación, en el kéfir de agua los microorganismos del kéfir están en un número elevadísimo. Y permanecen en la bebida que finalmente podremos tomar.

Además, estos microorganismos son en su mayoría bacterias lácticas. Es decir, las mismas que aparecen en los yogures (normales y con bífidus) o en encurtidos como el chucrut. Son bacterias beneficiosas que llegan a nuestro intestino con el kéfir, estableciéndose ahí y realizando funciones positivas para nosotros.

De hecho, esta es la característica que define un alimento como probiótico. Así que el kéfir de agua es una bebida probiótica.

¿Qué beneficios para la salud aporta esta bebida?

Como hemos dicho, quizás la característica más importante del kéfir es que es un probiótico. Sus bacterias mejoran las digestiones y las deposiciones. A la vez que potencian nuestro sistema inmunitario por diversas vías. Una de ellas es la estimulación directa al competir por colonizar nuestro intestino con otras bacterias no deseables. O dicho de otra manera, reequilibran nuestra flora.

Otra de las características que tiene es que rehidrata mejor que el agua, ya que es equivalente a una bebida isotónica. Y también se ha observado que regula los niveles de colesterol.

Además, hay un beneficio que es indirecto. El kéfir de agua no tiene azúcar ni casi calorías. El azúcar lo consume completamente el cultivo de kéfir para crecer y las calorías que le restan son las que suman los “cuerpecitos” de esos billones de microorganismos que tomamos en cada sorbo. Por tanto, esto convierte al kéfir en un sustituto a los refrescos, zumos, batidos y productos varios que tomamos, sean estos azucarados o edulcorados. Básicamente son dulces líquidos. Mientras que el kéfir, además de estar muy rico, nos da un plus en salud.

¿Cómo conociste el kéfir de agua?

Yo ya conocía y consumía kéfir de leche (comercial, no casero), de cabra básicamente. El kéfir de leche es otra bebida fermentada por un cultivo de kéfir. Pero en vez de emplearse como ingrediente inicial agua con azúcar, se emplea la leche. Además, sus propiedades nutricionales no tienen nada que ver con el kéfir de agua. Dado que también están presentes en la bebida final casi todos los nutrientes de la leche (su grasa, sus proteínas, etc). Por eso, al kéfir de leche lo considero un alimento y al kéfir de agua una bebida.

Aparte de eso, varios amigos me hablaron de él. Ellos siguen pautas de alimentación diferentes al estándar occidental y no solo se preocupan por lo que comen. También preparaban kéfir de agua casero. Y de vez en cuando me invitaban a que yo lo preparase. Pero me daba un poco de pereza ya que lleva su tiempo hacerlo.

Finalmente uno de ellos me dio un poco de cultivo y una receta básica. Y cuando llegué a casa, con un poco más de información que saqué de Internet, me puse a ello.

¿Por qué decidisteis montar Prokey?

Al poco de prepararlo en casa no daba abasto. De un tarro de 1 litro pasé a uno de 3 y luego a garrafas de 10 litros. Estaba tan bueno y sentaba tan bien que todos en la familia querían.

En ese momento era verano, un verano típico mediterráneo, húmedo y caluroso. Y el kéfir de agua era tan rico y refrescante… Dejaba una sensación en la boca de estar satisfecho, de haber acabado con la sed. Además, sabía que tenía los conocimientos microbiológicos, tecnológicos y empresariales para elaborar kéfir de agua a gran escala.

Así que en ese momento pensé: si existe kéfir de leche comercial, ¿porqué no hay  de agua? Y busqué en Internet pero no encontré nada. A pesar de eso, la idea me seguía rondando por la cabeza. Y volví a buscar y esta vez empecé a encontrar cosas.

Por ejemplo, encontré una empresa argentina que tenía un refresco de kéfir. Y luego unos estadounidenses que tenían un refresco fermentado con fermentos lácticos. Así que vi que si era posible crear una empresa de kéfir de agua que funcionase en países con culturas similares a la nuestra, yo también podía hacerlo en Europa. Y así empezó todo.

¿Cómo es el proceso de elaboración de vuestro kéfir de agua?

Hidrátate y refréscate con kéfir de aguaLa receta es la tradicional. Usamos agua de manantial a la que añadimos azúcar y que será la base que el cultivo de kéfir fermentará.

Luego añadimos limón que no solo aromatiza. Debido a que aporta aceites esenciales, calcio y ácido cítrico, también facilita la fermentación. Y el último ingrediente son los dátiles. Estos añaden algo más de azúcar a la mezcla inicial además de liberar minerales que el cultivo de kéfir requiere para fermentar correctamente.

Finalizada la fermentación podemos aromatizar añadiendo zumos o infusiones. Como en el caso del sabor Menta y Jengibre, que añadimos una infusión de estos dos ingredientes.

Podíamos haber fabricado algunos meses antes. Pero una de las metas que teníamos es que el refresco fuese certificado ecológico. Y conseguir los ingredientes, verificar el proceso y demás nos llevó también algún tiempo.

Finalmente, la diferencia principal con el proceso que se puede seguir en casa es que usamos un cultivo liofilizado que desarrollamos específicamente para Prokey.

En el proceso casero se usa cultivo fresco, una especie de gránulos que tras la fermentación se recuperan, se lavan y se vuelven a usar. Pero a gran escala no era viable y por eso hicimos el liófilo.

Para aquellos que no lo sepan, un liófilo es un cultivo microbiano en polvo pero que sigue vivo, en estado de latencia. Simplemente está esperando a estar en condiciones favorables para crecer, y son las que encuentra en el agua azucarada. Por último, otra diferencia con el kéfir casero es que Prokey no tiene alcohol. En nuestro cultivo no hay especies microbianas que produzcan etanol durante la fermentación.

De momento tenéis dos sabores, Aqua y Menta&Jengibre. ¿Tenéis en mente ampliar la variedad en un futuro? ¿Nos adelantáis sabores en los que estáis trabajando?

La verdad es que hemos probado de todo, con más fracasos que éxitos. Y para desarrollar sabores partimos de dos premisas:

  1. Deben ser ingredientes ecológicos. Así que frente a un refresco no eco estamos limitados ya que no hay muchos extractos vegetales, colorantes o cosas varias certificadas ecológicas que nos permitan dar sabor al kéfir.
  2. El kéfir resultante debe aguantar durante meses manteniendo en la medida de lo posible su sabor.

El segundo es el obstáculo más importante para desarrollar sabores siguiendo una receta tradicional. En casa le damos sabor añadiendo una parte de zumo de frutas u otras frutas distintas al dátil durante la fermentación. Pero consumimos el refresco a los pocos días de hacerlo.

Sin embargo, si queremos que el refresco dure, como los microorganismos del kéfir siguen vivos dentro de él, cualquier cosa que pongamos es susceptible de seguir siendo fermentada y evolucionar. Y las pruebas que hemos hecho normalmente producían mucho gas y sabores muy ácidos.

Aunque aún tengo que hacer más pruebas cambiando la forma en que añadimos la fruta para aromatizar. Y los sabores que posiblemente tendremos antes serán de infusiones herbales. De hecho, las hierbas/especias no suelen ser fermentadas por el kéfir y aguantan bien el paso del tiempo. Así que ingredientes como el hibisco, el saúco, el cardamomo, la canela, el clavo y el té son claros candidatos a ser nuevos sabores de Prokey.

También tenemos ya creado un Prokey energizante, para tomarlo antes de entrenar. Tiene guaraná como estimulante y jengibre y cúrcuma como protectores frente al daño muscular. Pero esperaremos a producirlo. Primero queremos ver qué tal acepta la gente los dos sabores de Prokey con los que hemos empezado.

¿Tienes alguna recomendación para empezar a introducir esta bebida en nuestra alimentación?

Si buscas información en Internet encontrarás muchas pautas de consumo. Por ejemplo, si tienes esto, toma un litro al día o si tomas antibióticos, toma tanto.

Además, muchas personas que desconocen qué es el kéfir, cuando les cuentas que es como un yogur con bífidus y una bebida isotónica todo junto, también nos preguntan cómo hay que tomarlo. Pero cuando creamos Prokey no lo hicimos pensando en que fuese un suplemento nutricional. O algo que tomar cuando estás mal. Ni tampoco como preventivo para mantener la salud.

Aunque sí se puede tomar de este modo. Solo hay que buscarse un buen terapeuta o bien estudiar la condición de cada uno. Luego ver qué bibliografía hay sobre el consumo de probióticos al respecto y hacerse una pauta de consumo.

Por supuesto que si hay personas que toman Prokey en cantidades grandes y como suplemento nutricional probiótico, estaremos encantados de que nos escriban explicándonos su experiencia. Pero creamos Prokey pensando en que fuese una bebida refrescante alternativa a los refrescos. O sea, algo sano de tomar que aporta un plus de salud y está prácticamente libre de azúcar. Un refresco sano con que poder sustituir los refrescos y zumos que tan perjudiciales son para la salud. Tanto por su impacto sobre la insulina como por el elevado contenido de azúcar que tienen.

Y es lo que esperamos que la gente haga: que cuando tenga sed piense en Prokey. O comiendo, tras el deporte, a media tarde, al levantarse en ayunas… siempre será un buen momento.

Hidrátate y refréscate con kéfir de agua

Consigue kéfir de agua de Prokey con un descuento exclusivo

Si quieres probar ya mismo esta deliciosa, refrescante e hidratante bebida, no tienes más que pasarte por la web de Prokey. Y utilizar el cupón EVAMUERDE para conseguir un descuento del 10% en tu compra.

linea_manzana

Gana un pack de kéfir de agua de Prokey (sorteo finalizado)

Si quieres participar en el sorteo tendrás que hacerlo a través de la app de Rafflecopter que verás más abajo. Podrás participar iniciando sesión con Facebook o con tu correo electrónico.

Verás que hay 3 pasos obligatorios para participar:
Seguirnos a Prokey y a Eva Muerde La Manzana en Facebook, y dejar un comentario en este post.

Los otros pasos son opcionales, pero sumarás puntos para participar en el sorteo. Por ejemplo, podrás twittear (a diario, si lo deseas) para ir acumulando puntos. O también apuntarte a mi newsletter. (Si ya estás apuntado, déjame el email con el que te has apuntado y cuenta igual).

Ámbito: España (Península y Baleares)
Fecha: podrás participar hasta el martes 10 de agosto 2016 a medianoche (hora de España).

La selección del ganador se realizará mediante random.org y se anunciará el jueves 12 de agosto. Tanto a través de la newsletter como directamente al afortunado/a por email.

¡Mucha suerte!

a Rafflecopter giveaway

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.