Receta: Helado de Melocotón y AlbahacaCuando parece que hay poco en el mundo que tiene sentido, una de las cosas de la vida que permanece constante es la comida. No importa lo que te espere el día de hoy ni los retos que tengas por delante; siempre puedes encontrar el equilibrio en la cocina. No existe nada más reconfortante que una taza de caldo; ver cómo gotea el suero al colar el requeixo o el kefir siempre resultará relajante e hipnótico, y comer hortalizas y frutas directamente de la planta nunca dejará de ser revitalizante y estimulante.
Helado de melocotón sin lácteos, sin azúcar refinadoEn la cocina, la combinación de compañía y comida se juntan de una manera maravillosa. Es un lugar en el que compartir nuestras vidas, nuestros retos, nuestras alegrías. Es un lugar de paz. Nunca sabremos qué nos depara el mañana, pero sé que estaré sujetando una taza de caldo, envuelta cómodamente en mis manos, y con confianza en mi interior para afrontar los desafíos que me presenta la vida. De eso estoy segura.
Otra cosa de la que estoy segura es de la combinación de melocotones frescos, albahaca aromática y la acidez del limón… y el helado cremoso. Estoy muy segura del helado.
Helado de melocotón a la parrilla y albahaca (paleo, sin lácteos)Y es que de verdad, ¿qué va mejor con el verano que el helado? En un cucurucho (próximamente) o en un vasito, sencillo o complicado… ¡todos me sirven!
Una de las mejores cosas del verano es la exuberancia y la fertilidad de la tierra, la abundancia de hortalizas… y, en especial, toda esa maravillosa fruta fresca. Nunca he sido una apasionada de las peras o de las manzanas, pero me encantan las bayas, las cerezas y los melocotones. El otro día cogí unos preciosos melocotones, con ese perfume tan típico del verano, y un ramillete de albahaca fresca para preparar una ensalada de tomate, y fue en ese instante cuándo esos dos aromas se juntaron en una combinación perfecta en mi sistema límbico para crear esta sinfonía en forma de humilde helado.
Helado de melocotón con leche de cocoComo siempre, el éxito de tu proyecto culinario dependerá en gran parte de la calidad de tus ingredientes; por ello, hagas lo que hagas, y cocines lo que cocines, comienza siempre por los mejores ingredientes que puedas conseguir. Eso y, como me dijo alguien muy especial hace unos días, atención y paciencia. Y, por supuesto, cariño.Helado de melocotón al grill con infusión de albahaca, sin lácteos

5.0 from 2 reviews
Receta
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Para: 8 raciones
Ingredientes
  • 3 melocotones medianos
  • 1 cucharada de ghee o aceite de coco
  • 1 cucharada de vodka (opcional, pero recomendable para mejorar la consistencia)
  • Zumo de medio limón
  • Un puñado de hojas de albahaca fresca, aproximadamente una taza
  • 500 ml de leche de coco
  • 1 cucharada de sirope de arce o miel
  • 1 cucharada de harina de arrurruz (en su defecto se podría utilizar harina de yuca/tapioca)
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
Instrucciones
Preparar los melocotones
  1. Corta los melocotones en dados pequeños (puedes pelarlos si quieres, aunque yo no lo hago).
  2. Calienta una sartén con el ghee y saltea el melocotón hasta que esté dorado.
  3. Otra opción sería cortar los melocotones por la mitad, retirar el hueso, pincelar con el ghee derretido, asarlos a la parrilla y posteriormente cortarlos en dados.
  4. Mezcla los dados de melocotón con el vodka y el zumo de limón. Deja macerar unas 2 horas en la nevera.
Infusión de albahaca
  1. Calienta 250 ml de la leche de coco en una cazuela hasta que comienza a hervir. Apaga el fuego y añade las hojas de albahaca. Deja infusionar durante 1 o 2 horas a temperatura ambiente.
  2. Al cabo de este tiempo, cuela la mezcla infusionada a través de un colador de malla fina, presionando sobre las hojas para extraer la mayor cantidad de sabor que puedas, luego desecha la albahaca.
Instrucciones para preparar la natilla usando Thermomix
  1. Vierte la leche de coco infusionada y los 250 ml restantes, sirope de arce o miel, harina de arrurruz y yemas de huevo en el vaso. Programa 13 minutos, temperatura 90º, velocidad 3. Cuando haya terminado, programa 3 minutos en velocidad 2, sin temperatura. (continúa en el paso 4)
Instrucciones para preparar la natilla en cazuela
  1. Vierte la leche de coco infusionada y los 250 ml restantes, sirope de arce y harina de arrurruz en un cazo y calienta a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando, sin que la mezcla llegue a hervir. Retira del fuego.
  2. En un bol aparte, bate bien las yemas. Añádeles medio cacito de la leche caliente, sin dejar de remover, para que éstas no cuajen.
  3. Vierte la mezcla con las yemas en el cazo, con el resto de la leche, y calienta a fuego lento, removiendo constantemente hasta que se haya espesado (unos 6 – 8 minutos). No permitas que hierva. La natilla estará lista cuando se adhiera al dorso de una cuchara de madera y deje una línea bien marcada al pasar el dedo.
  4. Retira del fuego, añade el extracto de vainilla y enfría la crema en un bol. Refrigera durante toda la noche.
  5. Cuando la crema esté bien fría, échala por el bocal de la heladera, junto con el melocotón asado y macerado, y sigue las instrucciones del fabricante (instrucciones para mantecar helado sin heladera en este post).
  6. Cuando el helado esté listo, pásalo a un recipiente con tapa y consérvalo en el congelador.
Notas
Si vas a utilizar una heladera para preparar el helado, no olvides congelar la cubeta durante 24 horas (o el tiempo que indique el fabricante de tu aparato)

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.