Existen tantas recetas para salsa boloñesa como “mammas” italianas; y las que no son italianas también. Si en algún momento has tenido ganas de investigar la plétora de recetas en el mundo de la boloñesa, te habrás encontrado con tantas versiones que resulta complicado alcanzar a comprender cómo se pueden categorizar todas como una boloñesa.
Para mi, esta receta es símbolo de la comida reconfortante, esa que te hace sentir como en casa, la casa de tu infancia, cuando tu madre te cocinaba con cariño los platos que tanto te gustaban, y tú no tenías preocupación alguna… Esa que te hace sentir la calidez de las brasas de una chimenea tras un fresco paseo otoñal… o la tranquilidad y el sosiego mientras acaricias el lomo de tu gato…Aprovecho para publicar esta receta ahora, pues algunas de las verduras que he utilizado ya están llegando al fin de su temporada, al menos aquí en Madrid, pero es posible que algunos de vosotros, en otros lugares, todavía podáis aprovechar los últimos frutos del tiempo cálido. De todas formas, es fácil sustituir las verduras que lleva por otras de temporada, y como acompañamiento, si ya no disponemos de calabacines para hacer estos espaguetis, podemos poner por ejemplo boniatos asados, puré de coliflor o espaguetis de calabaza.Esta sabrosa salsa es muy fácil de preparar, lleva mucha verdura y leche de coco para aportar una cremosidad única y sugerente. Se cocina muy lentamente y se puede preparar una gran cazuela para volver a repetir varios días (no hay nada que me guste tanto como tener una rica comida ya cocinada y sólo tener que calentarla, incluso resulta todavía más buena a partir del día siguiente). Si lo prefieres, también se congela muy bien en porciones.

4.5 from 2 reviews
Salsa Boloñesa Cremosa
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Para: 6 personas
Ingredientes
  • 15gr (aprox. media taza) de boletus deshidratados
  • 1 o 2 tallos de apio
  • 1 cebolla mediana
  • 3 zanahorias
  • 1 pimiento rojo
  • 4-6 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 2 ramitas de romero
  • 2 hojas de laurel
  • 500gr de carne picada (yo utilicé vaca 100% a pasto, pero se podría utilizar ternera o mezclar con cerdo)
  • 250ml de leche de coco
  • 1 bote (700ml) de tomate triturado
  • 250ml de caldo de carne
  • sal
  • pimienta
  • parmesano de leche cruda, opcional
Instrucciones
  1. Poner los boletus en un cuenco con agua hirviendo y dejar unos 15 minutos hasta que se rehidraten. Transcurrido este tiempo, escurrir las setas.
  2. Cortar el resto de verduras e introducir en un robot de cocina junto con las setas. Triturar hasta obtener una pasta uniforme.
  3. Calentar el aceite en una cazuela (a mi me gusta utilizar una de hierro fundido) a fuego medio e introducir el romero y el laurel. A continuación, echar la pasta de verduras y pochar durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  4. Subir el fuego y añadir la carne para dorarla, separándola bien con la cuchara.
  5. Añadir la leche de coco y cocinar durante unos 5-10 minutos, hasta que haya espesado. La leche de coco es la que proporciona una fantástica cremosidad a este plato.
  6. Seguidamente agregar el tomate triturado, el caldo, sal y pimienta. Cuando haya vuelto a hervir, bajar la temperatura, colocar la tapa y dejar que se cocine a fuego lento durante unas 2 horas, removiendo de vez en cuando.
  7. Servir con espaguetis de calabacín, calabaza, boniato asado o cualquier otra verdura. Si tomas lácteos, espolvorea con un poco de parmesano recién rallado.
  8. ¡Mangia!

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.