básicos-menaje

Seguramente ya sabrás (o sospecharás) que la cocina es uno de los lugares favoritos de mi casa. De hecho, cocinar me permite sacar mi lado más creativo. Y es una de las formas que tengo de relajarme. Así que, como no podía ser de otra manera, el menaje que uso a diario es muy importante para mí.

Sin embargo, y a pesar de que ahora cocinar me encante y me relaje, no siempre fue así. Es más, hubo una época en la que no podría haber vivido sin un microondas en casa. Y donde me hubiera dado igual no contar con un buen cuchillo o una buena sartén.

Por suerte, hoy en día las cosas han cambiado mucho. Y puedo decir que estoy bien orgullosa de todo el menaje que tengo en mi cocina. No solo porque me permite ahorrar tiempo y dinero. También porque sé que estoy cocinando con productos de calidad, sin tóxicos que más tarde acaben en nuestros platos.

La importancia de usar menaje sin tóxicos

Antes de contarte cuáles son mis básicos en la cocina, no podía dejar de hablar de los tóxicos que nos rodean. Es un tema del que ya he hablado en muchos artículos pero que sigue siendo necesario recordar.

Sobre todo porque con apenas unos cambios básicos, podemos conseguir muchas cosas.

En ese sentido, una de mis primeras recomendaciones es deshacerte de todas las sartenes, ollas y moldes con revestimiento. Desde el teflón que siempre ha estado en nuestras cocinas hasta las nuevas opciones de cerámica y antiadherentes. Incluso aquellas hechas con materiales ecológicos. La realidad es que no podemos estar seguros de que esos materiales no acaben en nuestra mesa. Además, la gran mayoría de los fabricantes no revelan de qué está hecho su menaje.

En segundo lugar, y por si todavía no has leído este artículo, está el plástico. Se podría resumir básicamente con una frase: cuanto más lejos de la cocina, mejor. Sin embargo, sé que el cambio tiene que ser gradual. Y que a día de hoy sería imposible deshacerte de todo el menaje de plástico que inunda tu cocina. Por ello, mi recomendación es que no cocines con ningún material de plástico. Es precisamente el contacto con el calor lo que genera más problemas en la cocina.

Llegados a este punto, es hora de hablar de mis básicos de menaje en la cocina.

El menaje que te salvará la vida

Aunque quizá haya exagerado con lo de salvar tu vida, la realidad es que un buen menaje de cocina es una de las mejores inversiones que puedes hacer.

Como te decía al principio, muchas veces perdemos tiempo en la cocina porque no tenemos un buen menaje. Y, en el caso de los aparatos eléctricos, además perdemos dinero. Por ello, estos son los básicos que no deberían faltar en ninguna cocina.

Cuchillos y tablas para cortar

De básicos que son, muchas personas se olvidan de ellos. Sin embargo, no hay nada más peligroso en una cocina que un cuchillo poco afilado. Sí, como lo lees. Es más probable que te cortes con un cuchillo malo que con uno profesional.

No hace falta tener un cuchillo para cada tipo de ingrediente. De hecho, con un cuchillo para verduras y un cuchillo de cocinero podrás cortar todo tipo de ingredientes. Incluso puedes hacerte con un set que incluya ambos como este.

En cuanto a las tablas para cortar, mi recomendación es que uses una de madera. Y que tires las que tengas de plástico. No solo por lo que hemos hablado antes sino porque tienden a acumular más bacterias. Sí, a pesar de que la gente crea lo contrario, la madera también es mucho mejor en ese sentido.

Finalmente, a la hora de comprarlas solo tienes que tener en cuenta dos cosas. Primero, que sea lo suficientemente grande para cortar con comodidad. Y segundo, que vas a necesitar tablas diferentes para cortar la carne (o el pescado) y la verdura mientras cocinas. Es una medida básica de seguridad alimentaria.

Slow cooker e Instant Pot

Si te soy sincera, no podría elegir entre la olla lenta y la Instant Pot. Son dos pequeños electrodomésticos que me han enamorado desde el primer momento. Y sobre los que ya he escrito en el blog y poco más tengo que decir al respecto.

Pero si todavía no has leído esos posts, te los vuelvo a recordar aquí. Así sabrás por qué se han convertido en básicos en mi cocina:

Procesador de alimentos (o en su defecto, una batidora)

Desde hacer todo tipo de cremas de verduras hasta hacer tus propias mantequillas de frutos secos caseras. Pasando por un montón de recetas, incluyendo guarniciones, salsas y aliños.  

Mi recomendación es que te hagas con un buen procesador de alimentos, como este o este. No obstante, también hay alternativas más económicas como las batidoras de vaso o las batidoras de mano. Si bien las posibilidades que nos ofrecen estas últimas son algo más limitadas, serán un buen aliado en la cocina.

Horno

Antes te he dicho que un buen menaje de cocina te hará ahorrar tiempo. Y sin duda alguna, el horno es el mejor electrodoméstico para conseguirlo. Aunque hay muchos tipos de horno diferente, no siempre los más sofisticados tienen que ser los mejores.

Por ello, mi recomendación es simple: compra un horno que sea eficiente desde un punto de vista energético y que tenga una puerta fácil de abrir, cómoda y que te permita ver bien lo que se está cocinando dentro. Además, desaconsejo la función pirolítica tanto por las toxinas que se generan y que pueden afectar tanto a humanos como a mascotas, como por el gasto extra que produce.

Cucharas y tazas medidoras

En mis posts de recetas, las medidas siempre van indicadas en cups, tablespoons y teaspoons. Es una forma muy cómoda de cocinar que evita tener que pesar los alimentos. Además, la inversión que requieren es mínima para el uso que les darás una vez te acostumbres a ellas. Las que yo utilizo son estas y estas.

Sartén

Las sartenes son el último básico de mi lista. Y también es un tipo de menaje del que ya he hablado en otras ocasiones en el blog. Como resumen, recuerda que los materiales de los que están hechas son importantes. Por ello, mi recomendación es que te hagas con sartenes de acero inoxidable, de hierro mineral como las de De Buyer o de hierro fundido esmaltado como las de Le Creuset.

Consejos para cambiar tu menaje de cocina

Por último, no podía hablar de cambios en la cocina y olvidarme de la parte más práctica, del cambio en sí. Ya que, al igual que ocurre con cualquier otro cambio en nuestras vidas, puede llegar a ser muy estresante.

Así que, ve poco a poco. Piensa bien cuál es el menaje que más utilizas y el que te puede ayudar a ahorrar más tiempo. Y empieza por ellos. De esta manera, te será mucho más fácil conseguir una cocina eficiente donde querer pasar mucho tiempo.

Si no me crees, puedes preguntárselo a cualquiera de los kitcheners que ya están poniendo en práctica estos y muchos otros consejos. O mejor aún. Tú mismo puedes formar parte de Comida Real Kitchen y descubrir todo esto por ti mismo.

Me he propuesto llevar la comida real a todos los hogares para que tú y los tuyos mejoréis vuestra salud. Y no voy a parar hasta conseguirlo. ¿Te unes a esta nueva revolución en la cocina?

SEGURO QUE TAMBIÉN TE GUSTA

¿te encanta lo que lees? COMPÁRTELO.